¿De dónde procede tu angustia? El Club Bilderberg y la semilla de la infelicidad

¿Por qué de la noche a la mañana el mundo se ha visto sumido en una crisis económica global de la que solo pueden sacarnos los “rescates” a la banca, las reestructuraciones financieras, laborales y fiscales? ¿Por qué al mirar a nuestro alrededor vemos a nuestros amigos y conocidos deprimidos y apesadumbrados y las consultas de los psiquiatras y psicólogos están saturadas? Si crees que tú eres el responsable último de lo que te ocurre, estás muy equivocado.

Hace unos días colgué un post en mi muro de Facebook. Decía así:

¿Te has preguntado alguna vez quién maneja los hilos del mundo? ¿Has pensado en la posibilidad de que tras las figuras radiantes de Barack Obama, Angela Merkel, François Hollande o Mariano Rajoy hubiera alguien o algo más? Pues estás en lo cierto. Como escribió Benjamin Disraeli (Primer Ministro de Gran Bretaña en 1867) en su novela Coningsby (1844): “El mundo está gobernado por personajes que no pueden ni imaginar aquellos cuyos ojos no penetran entre los bastidores”.

El post gustó bastante, por lo que recibí mensajes para que continuara hablando de esta cuestión peliaguda que tantos problemas me ha generado personal y profesionalmente. Me refiero a mi libro “El Club Bilderberg. Los amos del mundo” (el primero que se publicó a nivel mundial exclusivamente de la polémica y peligrosa entidad). Muchos de vosotros lo conocéis, pero otros no, debido a la multitud de obstáculos que iban apareciendo a la hora de su distribución. ¿Por qué? ¿Cuál era el motivo real? ¿Qué revela este libro que otros posteriores no lo han hecho? Pese a todo, se convirtió en un best seller porque aunque muchas editoriales y librerías se negaron en rotundo a tenerlo en su catálogo, otras fueron más osadas. En Rumanía, mi obra obtuvo un gran éxito y recibí cientos de email de lectores que me animaron al manifestarme que se había convertido en su libro favorito. En otros países no hubo tanta suerte y tuve que responder negativamente a aquellas personas que me escribían para preguntarme dónde o cómo podían adquirirlo.

Cristina Martín Jiménez inaugurando el I Foro de la Contrainformación en la Feria Internacional del Libro de Venezuela (Caracas 2008)

Las nuevas tecnologías lo han cambiado todo. Ahora nadie puede callarme porque voy a autoeditar mi obra y quien así lo desee, dispondrá de ella a través de mi blog. Si te interesa, permanece atento a mi Facebook, donde te avisaré de su lanzamiento.

Después de esta información, voy a contarte de dónde procede tu angustia…

A espaldas del mundo, velado a los ojos de los ciudadanos corrientes, en un silencio sepulcral e inquietante, un grupo secreto se afana por diseñar y dirigir el destino de todos los seres del planeta. Avanza sigiloso, sin pausa, conquistando el territorio de las libertades personales y reduciéndolo a la simple elección entre los productos ofertados en el mercado global. “¿Qué me compro, un coche rojo o uno blanco?”. Esa es la libertad que ellos quieren que tengamos. Me refiero a los miembros del Club Bilderberg, tan temidos como ignorados, blanco de detractores infalibles y de devotos incondicionales. Durante tres días, del mes de mayo o junio, los bilderbergs, procedentes de la élite política, económica e intelectual planetaria, se reúnen con discreción en uno de los hoteles más lujosos del mundo. Banqueros, jefes de gobierno, dueños de imperios mediáticos, reyes y príncipes se confinan tras una puerta cerrada para usurpar el derecho de decisión que sólo a cada uno de nosotros pertenece.

Los bilderbergs personifican la sentencia del filósofo Thomas Hobbes. Hace 2200 años dijo Plauto: “Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit” (“Un hombre es un lobo para un hombre, y no un hombre cuando desconoce quién es el otro”). En el siglo XVII, el filósofo Hobbes interpretó esta reflexión en el popular axioma “Homo homini lupus” (“El hombre es un lobo para el hombre”). Los amos del mundo son auténticos lobos, depredadores que nunca se han detenido ante nada ni ante nadie para conseguir su objetivo: la dominación total del mundo. Bilderberg no actúa por dinero, ya lo tiene, sólo opera por poder, anhela el control absoluto de nuestras vidas y aún más, de todas las mentes del planeta, recipiente último de nuestro ser: pensamientos, emociones, sentimientos, libertad.

En el universo al que aspiran, los ciudadanos sólo somos esclavos, siervos sin cadenas visibles, pero irremediablemente atados a un mundo injusto, a un sistema ideológico, económico y cultural atroz, impuesto a golpe de consignas y esquemas falsos. Mientras excluyen de cualquier posibilidad de desarrollo al llamado Tercer Mundo, en suelo occidental practican una guerra silenciosa, en la que el espíritu del hombre libre se entierra irremediablemente en un cubículo sellado, gestionado por un sistema de trabajo, de consumo, enseñanza y ocio milimétricamente planeado y teledirigido. Se trata de la versión más sofisticada de esclavitud, en la que el pueblo continúa al servicio del dominante sin ser plenamente consciente de ello, prestándole al mismo tiempo una ayuda precisa en la implantación de su modelo de vida.

De forma paulatina, los bilderberges construyen un mundo en el que no habrá naciones ni fronteras, como el que imaginó John Lennon, aunque con una sutil diferencia: será un modelo decidido unilateralmente, implantado por la fuerza y adoctrinado por un sistema de valores artificial y contrario a la verdadera naturaleza del ser humano. Aunque algunos no acaben de advertirlo, vivimos en un totalitarismo global que no hemos elegido, cuyo arma básico, como la de cualquier gobierno dictatorial, es la mentira, con sus ramificaciones. Por ejemplo, en su día los medios de comunicación difundieron un video en el que el ex líder Muamar Gadafi era  golpeado y masacrado por los rebeldes libios. De pronto, un sonido de disparos, las imágenes se vuelven borrosas y el mundo cree que esa caterva rebelde era la que había acabado con su vida. Demasiado fantasioso y perfecto para ser cierto. Lo critiqué entonces y ahora el diario italiano “Corriere della Sera” ha desmontado la versión oficial afirmando que el tirano murió a manos de un agente del servicio secreto de Francia.

¿Por qué tanta manipulación de los datos y acontecimientos? Son tantas las contradicciones, las informaciones ambiguas, confusas… Al fin y al cabo la MENTIRA. ¿Con qué objetivo? Con el de controlar a la población, que está sometida a un estado perpetuo de angustia, infelicidad y desasosiego interior. Armaos, porque la batalla es larga. Pero la ganaremos.

Cristina Martín Jiménez

Encontrarás más información en mi libro “El Club Bilderberg. Los amos del mundo”. Entra en la sección dedicada a “El Club Bilderberg. Los amos del mundo” de mi blog.

Anuncios

9 pensamientos en “¿De dónde procede tu angustia? El Club Bilderberg y la semilla de la infelicidad

  1. Mercè

    Siempre que leo algo sobre esta gente, me entra como un escalofrío. Es una sensación muy extraña. ¿ Como pueden ejercer tanto poder mundial ? , ¿ como mueven los hilos para poder doblegar naciones ? , con la que está cayendo en estos momentos a nivel mundial, pensar que hay grupos así me estremece y sobretodo pensar que puedan ser ellos los que decidan por nosotros.

    Responder
    1. Baxter Stockman

      Hombre, teniendo en cuenta que publicó el primer libro que hablaba sobre el tema hace ya cinco años, no creo que se esté enterando ahora… “Informándote” lleva acento, por cierto… Hay que mirar la ortografía antes que las conspiraciones…

      Responder
  2. thezenarcher

    Me parece una entrada muy interesante, yo por mi escepticismo ya había investigado sobre esta gente, pero claro no todo el mundo cree en esto del club bilderberg, o se lo toma a guasa o incluso ni siquiera conoce lo que es o no quiere conocerlo y te tachan de loco enagenado…

    Responder
  3. Francisco

    Es indudable que la actual crisis es fruto, entre otras cosas, del deseo de determinadas fuentes de poder de enriquecerse a costa del sufrimiento de casi todos, pero mi impresión es que por encima de ello está la codicia del género humano en general. Es una crisis que proviene de la especulación sin límites en el precio de la vivienda, cuando cualquier propietario elevaba el precio de la suya de manera disparatada para enriquecerse y aún así la vendía. Hubo muchísima gente que se dedicó a comprar sobre plano dando pequeñas cantidades para revender lo que compraba ganando tres veces más que lo que depositaba. Se generó así una burbuja que triplicó el precio de la vivienda en pocos años. Los compradores hubo un momento que dijeron basta y todo estalló con las consecuencias que todos sabemos.

    Responder
  4. Teresa

    Me alegra enormemente saber que hay personas como Cristina,que han descubierto toda esta trama,que muchos desconocen,que entre otras cosas es lo que pretenden,y las comuniquen al mundo,que está totalmente ciego ante esto e incluso saberlo les da verdadero pánico.Mi enhorabuena por este libro,que compraré en cuando pueda.
    Cuando averigüé todo esto sentí mucho dolor,pero a la vez me sentí libre por saber la verdad,a partir de ahí miro a las personas de diferente manera,pues entiendo que son victimas de un sistema horrible y esclavo.Un saludo.Teresa.

    Responder
  5. Finincio

    Esta élite satanista obtiene su poder mediante rituales desde tiempos inmemorables y a esos seres extadimensionales les rinden pleitesia, para que emanemos energía negativa de nuestras emociones pues para estos demonios de otras dimensiones estas emociones bajas es su alimento y lo que los mantiene vivos.
    Eso es matrix, es el mundo puesto delante de tus ojos para hacerte creer que eres libre y convertirte en la fuente de alimento de esos seres de otras dimensiones que mediante el control de los que controlan a la humanidad se mantienen vivos, pero dentro de poco se les acabará el rollo y lo saben por eso se inventaron esta Macroestafa llamada crisis, para intentar mantenernos en un estado de baja vibración y que la gente no sea consciente de lo que realmente está sucediendo.

    Responder
  6. richardartedigital

    ¡Saludos! Muchas gracias por compartir este artículo. Documentos como este no sólo informan, sino también son una luz de esperanza para muchos que estamos luchando contra el desempleo, la discriminación laboral y muchas cosas que solo producen más depresión, la cual alimenta las vibraciones negativas de los que gobiernan al mundo. Es alentador enterarse que no se está solo en la lucha. En cada país del mundo existen personas lidiando con esta y otras angustias. Lo más importante, aparte de entender el problema, es no dejar germinar la semilla o al menos, arrancar la mala hierba de raíz y seguir luchando. Como reza el dicho “Mientras hay vida hay esperanza”. ¡Siga adelante y muchos éxitos en su carrera!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s